CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

viernes, 30 de enero de 2015

LAGO DE TRUCHILLAS

Comenzamos este 2015 con la ascensión hasta el Monumento Natural "Lago de Truchillas" el día 27 de enero, ubicado en el fondo del valle del río Eria, en la parte central de la Sierra de la Cabrera, al sudoeste de la provincia leonesa. Pincha en "play" y comenzamos.
Para ello nos acercamos hasta el pequeño y hermoso núcleo de población de Truchillas. El mapa y los datos del recorrido los podeís ver en: LAGO DE TRUCHILLAS  
Desde Truchillas y a 1,5 kms dirección Sanabria, encontramos un aparcamiento a ambos lados de la carretera donde dejamos el coche
y desde donde parte la pista hacia el Lago de Truchillas, entre varios paneles con las especificaciones, informaciones y mapa de la ruta.
Dice el refrán que "en enero se hiela el agua hasta en el puchero", por eso comenzamos a caminar bien abrigados en un ambiente de -4º centígrados a primera hora de la mañana.
La pista va ascendiendo entre los primeros corros de nieve y junto al pequeño bosque de ribera 
por donde se desliza suavemente el arroyo del  Lago.
Mientras avanzamos, disfrutamos con la vista de los riscos que van apareciendo frente a nosotros
y en algunas zonas somos engullidos, literalmente, por urces y escobas.
Un bello manto de brezos y retamas cubren las escarpadas laderas del amplio valle
atreviéndose con valentía a florar en esta gélida época del año,
 combinándose entre la frialdad y las bajas temperaturas de estos espectaculares hielos.
El sendero sigue subiendo dejando a un lado un panel de información
y llegando hasta un bonito puente de madera
que atraviesa las aguas del arroyo del Lago en una agreste estampa invernal.
La cuesta se hace mas dura y pronunciada en la zona de Los Concilliles
obteniendo bellas panorámicas de los picos y laderas que descienden hasta nosotros,
aprovechando para posar en estas magníficas vistas.
Con las marcas blancas y amarillas que nos guían cada poco tiempo, vamos ganando altura
entre pequeños bosquetes de abedul, alisos, robles y serbales, que antaño, con toda probabilidad ocuparon varias extensiones en este maravilloso valle.
Atravesamos pequeñas praderas
en medio de los tentáculos de las escobas
alcanzando, en un pequeño repecho,
la montaña que en otro tiempo fue lengua de glaciar y comienzo del Circo de la Laguna de Truchillas.
Nuestros crujientes pasos se llenan de nieve en la zona de Cuesta Millín
bajo el cordal de los 1900 metros que van desde el Alto del Piñiello hasta El Piornal,
descubriendo pequeñas formaciones vegetales
que toman aire entre el bello manto nevado.
Mas adelante se adivina el bonito circo
y sin querer aceleramos el paso
en el momento que el paisaje cambia de manera espectacular 
para transformarse en el mágico escenario donde se sitúa el Monumento Natural del Lago de Truchillas.
El lago se encuentra a 1760 metros de altitud flanqueado por el murallón
que desciende desde el Pico Vizcodillo de 2122 metros, que marca el límite de las provincias de Zamora y León.
Aprovechamos para inmortalizar nuestra presencia en este hermoso lugar
mientras conocemos datos como que el lago ocupa una extensión de aproximadamente 65000 metros cuadrados y tiene una profundidad en algunas zonas de 8 metros. 
A los pies del Vizcodillo
se derrama y se disemina una hermosa cascada de hielo
decorando y vistiendo las rocas con la maravillosa indumentaria para este invierno.
Un mundo helado que solo se salva en la zona de desagüe de la laguna entre el blanco de la nieve y el azul del cielo.
Como siempre, no queremos dejar este bello entorno sin acordarnos de nuestro compañero Álvaro
y recordarle que siempre estará en nuestros corazones.
En nuestras retinas queda grabado el grandioso, solemne y majestuoso escenario que forma el Lago de Truchillas
abandonando el lugar, (lo que cuesta irse de estos parajes), para descender por el mismo camino de subida.
Disfrutamos de un afable y rápido descenso
entre las laderas de nieve,
siguiendo el murmullo y rumor de las aguas del Arroyo del Lago
y caminando con espesores que llegan hasta los 40 centímetros de nieve.
Sobre el matorral aparece en la lejanía las cumbres del Teleno
mientras vamos desfilando por la depresión glaciar y las morrenas laterales que la lengua de hielo ocupó en el valle.
Seguimos el ritmo de bajada
entre los canchales o "lleiras" que aparecen desperdigados a lo largo del recorrido.
El valle muestra todo su esplendor
acercándonos con nuestro "zoom" a las cumbres del mítico monte Teleno, dedicado a Marte Tilenus por los romanos,
para volver a incrustarnos entre escobas y brezos
por donde nos dirigen las marcas y señales del sendero de Pequeño Recorrido.
Ha llegado el momento del "recreo" para tirarnos unas bolas y tomar contacto de verdad con la fría nieve.
Después del entretenimiento y la distracción nos adelantamos hasta el siguiente puente
que nos devuelve al otro margen del arroyo.
La música del río
y la agradable temperatura con la que contamos a esta hora,
nos van conduciendo por un luminoso paseo entre abedules, alisos y retamas
sobre una suave alfombra de nieve.
Pequeños farallones rocosos
descienden hasta el mismo lecho del Arroyo del Lago,
en el momento en que olemos el final de la ruta
entre los tonos marrones, ocres y anaranjados del camino.
Terminamos al tibio sol de invierno, uno de los mas maravillosos entramados naturales y hermoso rincón de esta zona olvidada de la Sierra de la Cabrera, sin habernos cruzado con ninguna persona. Todo un lujo en los días que corren. 
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
El video de la ruta en:  LAGO TRUCHILLAS

1 comentario:

  1. También en Enero pero de hace tres años anduvimos 'Ojolince y Sra.' tras la pista del glaciar en el lago Truchillas y el pico Vizcodillo. Esta es nuestra crónica: http://ojolinceysra.blogspot.com.es/2012/01/tras-la-pista-del-glaciar-lago.html
    Aunque algo diferente el paisaje, pues la nieve ese año brillaba por su ausencia, el entorno nos encantó igualmente, eso sí.. bastante transformado por la mano del hombre.
    Muy buen resumen, descriptivo y ambientado como acostumbras, donde consigues captar la atención del lector y su interés por estos relictos parajes de los que deberíamos hacer mejor uso, disfrute y conservación. A tal efecto pensamos que tu interesante crónica puede servir de gran ayuda.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.' al Comando Senderista.

    ResponderEliminar